Tag Archives: Chisme

Tinto de verano

Ingredientes:

-Dos o más amigas.

-Vino (dicen que de cajita, pero si se entera mi papá, me quita el apellido, su regalo de 8 copas no puede ser usado de semejante forma).

-Refresco de limón.

-Manzanas verdes, porque así salió en el video.

-Una jarra. Asegúrese de tener una y no un termo para el café o el agua.

Preparación:

Comience con los últimos sucesos, por orden de importancia, los besos de hace un par de días, la propuesta laboral que la dejó pensando todo el fin de semana, las noticias de la hermana que se fue al sur a tener veinte años, estudiar y hacer playlist de fiestas. Todo ese recuento mientras corta en pequeños cuadrados, rectángulos o lo que le salgan, las dos manzanas verdes, de preferencia que estén amarillas y no verdes tal cual, así me dijo my partner in crime.

Una jarra…esto tiene pinta a florero. De vueltas en la cocina, pregunte a las personas a su alrededor.

“Es la que parece florero, pero no lo es porque tiene un asa.”

Prenda un cigarro y recuerde por qué nunca brillará en la cocina.

Creo que jodí el corcho.

Por eso siempre cedo el honor de abrir el vino a mis amigos.

Busque otro sacacorchos, rece a Dionisio, venga, sí se puede, un poco más, corcho afuera. Por más de cien pesos que sea el vino, tiene que respirar.

No recuerdo que va primero. Si las manzanas, el vino o la Sprite.

Vierta el vino porque está más cerca y la Sprite está enfriándose en el refrigerador. Siga con las manzanas, ah no, creo que van al final, (es que el chisme está bueno), saque el refresco del refrigerador y mézclelo con el vino, ahora sí, más manzanas. No entran. No importa.

Saque las copas que guarda en su caja porque no hay espacio entre las tazas. Invite a todos a su alrededor. Un Mason Jar, también aplica, pero sólo si tiene menos de 25 años.

Fruta al gusto, hielos si es necesario.

Prenda otro cigarro. Continué con el chisme y disfrute.

Retazos de una boda

Momentos previos antes de la boda, la razón de mi viaje, en la peluquería.

-Hola, ¿cómo quiere que la maquille?

Mientras sacaba mi rímel de hueso de mamey que es el único que logra que mis pestañas se queden mirando hacia arriba, y mi base y polvos de color, le dije:

-No quiero quedar como Reina del Carnaval o Magnífica.

Luego en la zona del peinado, casi una hora esperando que me atendieran para algo muy sencillo. Decidí subir un poco el volumen de mi voz.

-Hola querida, figúrate que ya llevo casi una hora esperando y llegué a las 9.

-Sí, enseguida te atienden. Pero mirá qué linda quedaste.

-Sí, sí. Me urge que me atiendan y también a mi amiga.

Ya frente a un gran espejo con luces que te hacen sentir a punto de salir a un escenario y cantar.

-Hola, ¿qué le voy hacer?

-Un chongo sin bucles, y tiene menos de 20 minutos para que esté listo, llevo más de una hora y la misa es en dos horas.

-Le tengo que hacer los bucles.

-No querida, para nada. A mi amiga la tuvieron casi una hora sentada con sus bucles.

-Pero…

-Está bien, sólo unos cuantos, pero no creas que me mandarás a sentarme.

Lo terminó en 15 minutos duró toda la fiesta y la recolección de porteñas en boliviano y pasadores en mexicano, fue menor en comparación con otros en los que parece que estoy quitando grapas enredadas en las profundidades de mi cabello.

***

-Que la Mecha se casó.

-Nooooo.

-¿Mecha te casaste?

-Jajajaja. Noooo ¿quién te dijo?

-No lo sé, dicen por ahí.

Al parecer estoy casada mientras escribo esto sin anillo, viviendo en casa de mis papás, y claro, sin novio, pero sí con Baloo que me ladra cada que quiere salir o tiene hambre.

***

Y el vestido, mi vestido, sólo diré que tiene un diseño con telas sobrepuestas, dos colores y un fresco detalle: escote en la espalda o espalda descubierta, no lo sé, pero sí aprendí que esa apertura es la mejor para sobrevivir el calor en las bodas tropicales y también otra por las piernas.

Pero lo más importante….un vestido para ir a una boda tiene que ser lindo, debe provocar sonrisas y miradas de esas en las que si voy acompañada sé que el ritual para desvestirme será a cuatro manos, o solamente sus manos.